Comprueban que riego con nanoburbujas atenúa los efectos de la sequía en la agroindustria

nota
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

A los resultados de este estudio realizado en Chile como parte de un ensayo de aplicación de nanoburbujas a la producción de hortalizas de consumo masivo, se suma la evidencia arrojada en un huerto de almendros en California, Estados Unidos, hace menos de un mes.

Miércoles 17 de Junio. Un estudio elaborado durante tres semanas, entre mayo y junio del 2019, en cultivos de lechugas tipo Hoja Roble Roja, ubicados en la Región del Libertador Bernardo O’Higgins, arrojó los efectos del riego con nanoburbujas en la calidad de los productos, demostrando que tecnología mejora la eficiencia en el uso del agua por parte de las plantas que fueron sometidas a seis tratamientos distintos, cuya variación correspondía a la cantidad de agua utilizada, con y sin nanoburbujas oxigenadas.


Además de mejorar la calidad de los cultivos en tamaño y peso, el agua saturada de oxígeno, en forma de nanoburbujas, presenta mayor durabilidad, prolongando la humedad del suelo en todos los perfiles y profundidades probadas.

“En las condiciones de este ensayo se puede concluir que se obtuvo un ahorro de un 25% del agua de riego, manteniendo el estándar comercial (peso de la unidad a la tercera semana), y de casi un 50% considerando la sobrevivencia del cultivo”

Benjamín Labbe, Director Comercial de Kapicua,

A este estudio, se suman los ensayos efectuados hace menos de un mes en una platanción de almendros en california, donde a través de unos sensores que miden la disponibilidad de agua en la tierra, se comprobó que el riego con nanoburbujas prolonga la humedad en el suelo, logrando mayor eficiencia en el uso de agua.


Estos datos constituyen una importante contribución de la tecnología de nanoburbujas aplicadas al riego agrícola para enfrentar los desafíos de la sequía y la desertificación en la agroindustria, ya que el agua tecnologizada dura más tiempo debido a su oxigenación, aumentando su tiempo de retención en el suelo.

Esta investigación comprueba la incidencia positiva de la aplicación de tecnología de nanoburbujas en el riego agrícola, atenuando los efectos de la sequía producida por las emisiones de gas de efecto invernadero y efectos del cambio climático.

Cabe considerar que la desertificación y sequía afecta al 79% del territorio nacional, generando un problema mayor para las personas que viven en zonas rurales y que viven de la pequeña agricultura. El riego agrícola con nanoburbujas se transforma en una solución innovadora que reduce la huella hídrica en la producción agrícola, aportando mayor sustentabilidad a la actividad económica y una solución efectiva para cumplir con los compromisos medioambientales que enfrenta la agroindustria.

Esta tecnología de inyección de oxígeno en forma de gas para la generación de nanoburbujas enriquecidas, 2.500 veces más pequeñas que un grano de sal fina, mejora eficazmente la calidad del agua de riego aumentando su duración y composición, logrando una flotabilidad neutra y mayor carga de electrones.

En consecuencia, elevan y mantienen los niveles de oxígeno disuelto en el riego, entre un 100% y un 400%, mejorando la calidad del agua, previniendo las enfermedades, y permitiendo optimizar la absorción de nutrientes fomentando con esto, la productividad de las plantas. Estos beneficios ayudan a producir de una manera más eficiente y sustentable.